COMO LA PANDEMIA NOS HA AFECTADO EL DESCANSO

Luis Alberto Pino Contreras

Psicólogo Clínico – Coach Certificado IAC.

Agenda desde la privacidad de Tu hogar.

La fusión y la falta de concentración: Psicólogos hemos notado en consultantes que muchos de quienes se encuentran en cuarentena también experimentan problemas para concentrarse.

Recomendaciones para el control adecuado de los trastornos del sueño

“Aunque estoy trabajando en casa y me estoy ahorrando el tiempo de desplazamiento a mi trabajo, en realidad lo que nos estamos encontrando es que tenemos que hacer más tareas en el hogar”.

Otras personas, “se abandonan”: “como no tengo que salir de casa, me quedo todo el día en piyama y se produce una desorganización de los hábitos diarios“. Ya que consideran “Puedo hacer las cosas cuando quiera: me despierto cuando quiera, me acuesto cuando quiera, como cuando quiera. Esto al final vuelve loco al ritmo biológico interno”.

El estado de ánimo se puede ver alterado. Es común que haya un decaimiento, una tristeza que se va apoderando paulatinamente de nosotros: la inactividad, el no poder desconectarse porque el ambiente laboral se funde con el doméstico”.

La dinámica de los medios de comunicación, más el hecho de que el coronavirus y la covid-19 son fenómenos nuevos, de los cuales se siguen descubriendo características, hace que muchas veces se produzca información contradictoria y eso le genera ansiedad a la gente.

Si sientes ansiedad por la pandemia, es importante que trates de limitar la cantidad de noticias que consumes y que siempre busques fuentes confiables de información.

Micro despertares Y la preocupación en exceso no sólo nos lleva al insomnio. Hay personas que, por ejemplo, están experimentando lo contrario.

Hipersomnia “Tienen una sensación de pesadumbre, de abatimiento, propios de estar metidos en un domicilio por un mes, como ha sucedido en algunos países”.

“Los efectos de la cuarentena conllevan a un proceso de deterioro paulatino”: al principio la gente está en un estado de alerta y de reaccionar rápido, pero después empieza una fase de desgaste”.

No sólo se trata de la dificultad para conciliar el sueño, sino para mantenerlo: podemos despertarnos varias veces durante la noche porque el nivel de activación que tenemos durante el día es muy elevado.

“Al no estar tranquilo, los micro despertares que ocurren entre cada ciclo del sueño se hacen más conscientes”.

También se está viendo en consultantes el despertar precoz, que consiste en despertarse antes y no poder volver a conciliar el sueño por el resto de la noche.

Fuente: https://www.bbc.com/mundo/noticias-52196490. Imágenes: GETTY IMAGES